jueves 17 de abril de 2014, 13:22
Artículo " El Faro"

En 1991, al celebrar el 35 aniversario del estudio y utilización de energía nuclear en México, la maestra en ciencias Cielita Archundia, recibió el reconocimiento del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares y de la Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, como pionera en la materia, fundamental para la seguridad nacional. Nacida en 1927 en Jalapa, Ver, su trabajo evolucionó de la química farmacobiológica hacia las ciencias físico-matemáticas y nucleares, en que hizo maestría en la Universidad de Liverpool, Inglaterra. Afinó su especialidad en EU, Inglaterra, Francia y Brasil y se convirtió en reconocida investigadora y docente, “excelente, muy estricta y humana”, como la evoca su discípula, la doctora Guadalupe Albarrán. Por su proyección internacional fue asesora del Organismo Internacional de Energía Atómica. Su producción científica integra una extensa lista de artículos en inglés, portugués, francés y español en revistas de prestigio mundial. Destacan textos sobre desarrollo de radio- química, química nuclear y química de radiaciones y su aplicación en medicina veterinaria, agricultura, industria energética y cuidado del medio ambiente. También sobre monitoreo de elementos radiactivos como tritio y estroncio, cuya evaluación radiológica es básica en distintos tipos de aguas. Impulsó la capacitación para uso de energía nuclear, como factor de desarrollo económico del país, el cual promovió por más de tres décadas como investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares.

Artículo escrito por Alicia Ortiz Rivera y publicado en la revista El Faro en diciembre de 2009.

regresar